Austin Barnes y su inédita ‘marca’ en Serie Mundial

El Juego 3 de la Serie Mundial fue un encuentro en el que los Dodgers decidieron jugar beisbol pequeño, y gracias a eso, Austin Barnes hizo algo de historia en el Clásico de Otoño.

El pelotero se convirtió en apenas el segundo jugador en dar un toque de sacrificio para empujar una carrera y conectar un jonrón en un mismo encuentro de la Serie Mundial, uniéndose al panameño Héctor López, quien lo logró en 1961.

En el cuarto episodio, Barnes pasó a la caja de bateo con corredores en primera y tercera y un out. A diferencia de otras ocasiones, el toletero recibió la señal de toque de bola y lo realizó a la perfección para que anotara Cody Bellinger desde la antesala para ampliar la ventaja de los Dodgers sobre los Rays a 4-0.

En su siguiente visita al plato, en la sexta entrada, Barnes le conectó un cuadrangular al derecho John Curtiss para poner el partido 6-1 a favor de Los Ángeles. El bambinazo de Barnes fue su primero de esta postemporada.

En el decisivo Juego 5 de la Serie Mundial de 1961 entre los Yankees y los Rojos, López empujó cinco carreras en un triunfo por 13-5 de Nueva York. El panameño disparó un jonrón y empujó otra carrera con un toque de sacrificio por los neoyorquinos ante Cincinnati. Con información de lasmayores.com

Siguiente publicación